jueves, 26 de mayo de 2016

El concepto de physis en Aristóteles

Dice Aristóteles en el libro II de la Física, capítulo 1, 192 b de la Física: “Entre todos los seres, efectivamente, unos son por naturaleza, (physis), otros lo son por otras causas”. Empieza pues distinguiendo los seres naturales, por physis de los que son por otras causas, praxis, poiesis, azar. Sigue diciendo Aristóteles: “por naturaleza, los animales y sus partes, las plantas y los cuerpos simples, como tierra, fuego, agua, aire; de estas cosas, en efecto, y de las otras de la misma manera, se dice que ellas son por naturaleza. Ahora bien, todas las cosas de las que acabamos de hablar difieren manifiestamente de aquellas que no existen por naturaleza; cada ser natural, en efecto, tiene en sí mismo un principio de movimiento y de reposo, unos en cuanto al lugar, los otros en cuanto al crecimiento y al decrecimiento, otros en cuanto a la alteración. Al contrario una cama, un abrigo y cualquier otro objeto de este género, en tanto que cada uno tiene justamente este nombre, es decir en la medida en que es un producto dek arte, no poseen ninguna tendencia natural hacia el cambio, sino solamente en tanto que ellos tienen este accidente del ser en piedra o en madera o en cualquier mezcla y bajo tal relación; pues la naturaleza es un principio y una causa de movimiento y de reposo para la cosa en la que ella reside inmediatamente, por esencia y no por accidente.” A continuación Aristóteles explica el porqué de su definición de naturaleza: “Digo y no por accidente porque podría ocurrir que un hombre, siendo médico, fuese él mismo la causa de su propia salud; sin embargo, ello no es en tanto que por el arte médico reciba su curación; sino por accidente, el mismo hombre es médico y receptor de la curación; también estas dos cualidades se pueden separar la una de la otra. De la misma manera para todas las otras cosas fabricadas, ninguna tiene en ella el principio de su fabricación; unas lo tienen en otras cosas y fuera de ellas, por ejemplo una casa y todo objeto hecho por la mano del hombre; las otras lo tienen en ellas mismas, pero no por esencia, a saber todas aquellas que pueden ser por accidente causas para ellas mismas”. De aquí se sigue según Aristóteles que “La naturaleza es pues lo que hemos dicho. Ahora, tener una naturaleza es lo propio de todo aquello que tiene un tal principio.. Ahora bien todas las cosas estas son substancias, puesto que son sujetos y la naturaleza es siempre en un sujeto. Ahora, son cosas conformes a la naturaleza y estas substancias y todos sus atributos esenciales; por ejemplo, para el fuego el transporte a través, hacia lo alto; pues ello no es naturaleza, no tiene una naturaleza más, sino que aquello es por naturaleza y conforme a la naturaleza”. De aquí deduce Aristóteles que hay entes naturales y que hay naturaleza, physis. Dice en 193 a: “Se viene a decir lo que es la naturaleza, aquello que es ser por naturaleza y conforme a la naturaleza. En cuanto a ensayar el demostrar que la naturaleza existe, ello sería ridículo; ello es manifiesto, en efecto, hay muchos seres naturales. Ahora bien demostrar lo que es manifiesto por lo que es obscuro, es propio de un hombre incapaz de distinguir lo que es cognoscible por sí y lo que no lo es. Es una enfermedad posible, evidentemente: un ciego de nacimiento puede muy bien razonar sobre los colores; y así las gentes que no discurren más que sobre palabras sin ninguna idea. No saben nada”. A continuación, Aristóteles discute sobre el tema de la materialidad de la physis:  “ Para algunos, la naturaleza y la substancia de las cosas que son por naturaleza parecen ser el sujeto próximo e informe por sí; por ejemplo, la naturaleza de la cama sería la madera; la de la estatua, el bronce. Una prueba en ello es, dice Antifón, que si se entierra una cama, y la putrefacción tiene la fuerza de hacer crecer un retoño, es un árbol, no una cama, lo que se producirá; ello muestra que es preciso distinguir la manera convencional y artificial, que existe por accidente en la cosa, y la substancia que es ella y que todo lo soporta y subsistiendo de una manera continua. Si estos sujetos se encuentran, en relación a otros, en la misma relación de sojuzgamiento, como el bronce y el oro están en relación al agua, los huesos y el árbol respecto a la tierra, de la misma manera en cualquier otro caso, entonces, se dirá que estos sujetos son la naturaleza y la substancia de los primeros. Esto es por lo que para unos el fuego, para otros la tierra, para otros el aire, para otros el agua, para los otros muchos de estos seres, para todos los otros,  constituyen  la naturaleza de los seres. En efecto, aquello a lo que  (unidad o grupo) ellos dan este rol constituye la substancia de todo  (en él sólo o en todos ellos), mientras que el resto no sería respecto a estos sujetos más que afecciones, hábitos, disposiciones. Y cada uno de ellos sería eterno, pues no habría cambio que les hiciera salir de ellos mismos, en tanto que todo el resto soportaría hasta el infinito la generación y la corrupción.” A continuación habla Aristóteles de la physis como forma: “en un sentido, pues se llama así naturaleza a la materia que sirve de sujeto inmediato en cada una de las cosas que tienen en ellas mismas un principio de movimiento y de cambio.”.

Primer argumento ahora para demostrar que la forma es physis:

“Pero en otro sentido, es el modelo y la forma, la forma definible. Igualmente, en efecto, que se llama arte en las cosas lo que ellas tienen de conforme al arte y a la técnica, igualmente se llama naturaleza lo que ellas tienen de conforme a la naturaleza y a lo natural. Luego de una cosa artificial no diremos que ella no tiene nada conforme al arte, si ella es solamente cama en potencia y no posee aún la forma de la cama, ni lo que hay en ella de arte; igualmente de una cosa constituida naturalmente: en efecto, la silla o el hueso en potencia no tienen aún su propia naturaleza y no existen por naturaleza y no existen por naturaleza, puesto que ellos no han recibido la forma de la silla y del hueso, yo entiendo la forma como la forma definible, aquella que enunciamos para definir la esencia de la silla o del hueso. Por consiguiente, en este otro sentido, la naturaleza debe estar en las cosas que poseen en ellas mismas un principio de movimiento, el modelo y la forma no separables, si no es lógicamente.” 193b.

Segundo argumento: “En cuanto al compuesto de los dos, de materia y de forma, ello no es una naturaleza, sino un ser por naturaleza como el hombre. Ella es más naturaleza que la materia: pues cada cosa se dice ser más bien cuando está en acto que cuando está en potencia”.

Tercer argumento: “Además un hombre nace de un hombre, pero en cambio, no nace una cama de otra cama. Eso es por lo que dicen que la figura de la cama no es naturaleza, sino la madera, pues por brote, se producirá del bosque, no una cama; sino que la cama es más bien una forma artificial, este ejemplo prueba, por el bosque, que es todavía la forma que es la  naturaleza, en todos los casos un hombre nace de un hombre.”

Cuarto argumento: “Además, la naturaleza como génesis es el pasaje a la naturaleza propiamente dicha o generada, pues, sin duda, la palabra curación no significa el pasaje al arte de curar, sino a la salud, puesto que la curación viene necesariamente del arte de curar en lugar de abatir; pero es otra relación la que hay entre los dos sentidos de naturaleza pues la naturaleza en tanto que deviene ser generado va de una forma a otra (de un término a otro). ¿Hacia cuál? No es hacia el punto de partida, es hacia el que ella tiende, es decir, la forma; pues es la forma quien es naturaleza”.

Aristóteles llama physis al ser de los entes que por sí mismos tienen en sí mismos el principio de su propio movimiento. La naturaleza es ”la esencia de los seres que poseen en sí mismos y en cuanto tales, el principio de su movimiento” Metafísica, V, 4 1015ª13. La physis es a la vez substancia y causa y la causa es formal, eficiente, final y material.

Sin embargo, dentro del mundo natural hay acontecimientos que no son producidos por el arte y sin embargo, son de algún modo contrarios a la naturaleza. Tal sucede con los llamados movimientos violentos, a diferencia de los movimientos naturales. Pero, además, el ser contrario a la naturaleza podía darse en cuerpos naturales y en sus movimientos. Así, por ejemplo, se podía decir que un monstruo es algo opuesto a la naturaleza. Ello no convertía al monstruo en un ser artificial. Aristóteles afrontaba el problema subrayando, entre las causas , las causas finales –lo que le obligaba a reducir considerablemente el ámbito de lo natural- Así, en la naturaleza no caben movimientos violentos, monstruos, despropósitos, etc.

1 comentario:

  1. Deberias poner la letra más grande porqué con esa letra da pereza leerlo.

    ResponderEliminar