miércoles, 16 de agosto de 2017

Ensayo de una redefinición de la oposición derecha/izquierda

Gustavo Bueno escribió el mito de la izquierda y el mito de la derecha. Sin embargo, en sus últimos años tuvo que reconocer paladinamente que se había producido en las democracias capitalistas de mercado pletórico de bienes la ecualización entre todos los partidos de tales regímenes plutocráticos. Digamos que la doctrina de Gustavo Bueno era válida para describir las ideologías entre 1789 y 1992 pero el escenario había cambiado.
La propuesta mía es asumir tal ecualización en los Estados democráticos como reducción a la derecha. A fin de cuentas, se asume el capitalismo, la propiedad privada, la democracia burguesa, el Estado del Bienestar y los derechos humanos y la ideología del Estado de Derecho. Si no hay fuerzas revolucionarias antisistema que pretendan destruir tales sociedades, no habría una izquierda políticamente significativa.
Sin embargo, en España hay un partido financiado por Venezuela y por Irán llamado Podemos que sí que pretende la revolución y que se inspira en las ideas de Lenin para tomar el poder político. Votado por más de 5 millones de individuos que compran tal mercancía averiada, la de la revolución, aunque sea bolivariana o chiripitifláutica. Entonces estamos en condiciones de afirmar que Podemos es un partido de izquierda, revolucionario, antisistema, que aplica las técnicas leninistas para la conquista del poder político. Si a esto le sumamos el PSOE radicalizado, podemos decir que España es el único país de Europa con riesgo de tener un gobierno revolucionario.
Ignoro si las fuerzas armadas darían un golpe de Estado contrarrevolucionario o tendrían que ser la OTAN y la UE quienes intervendrían. No creo que nadie quiera una Venezuela en Europa. Tampoco creo que tal revolución beneficie al pueblo español.

jueves, 27 de julio de 2017

El PSOE

El PSOE fue fundado por una pandilla de fanáticos iletrados en 1879 en Madrid. Tenía más bien la forma de una secta obrerista, con poca teoría y mucha fe de carbonero en las virtudes redentoras del socialismo marxista -Bueno. Estos no sabían muy bien que hubiera eso. Las izquierdas españolas siempre han sido ágrafas- En 1910 Pablo Iglesias consigue ser diputado y lo primero que hace es amenazar de muerte a Maura. Es que eran así: un partido terrorista. Durante la II República Española el PSOE se sublevó en octubre de 1934 y posteriormente provocó la guerra civil. Un guardaespaldas de Indalecio Prieto asesinó a Calvo Sotelo, uno de los dirigentes de la oposición.
Tuvieron que ser la CIA y las grandes potencias: Francia y Alemania los que reconstituyeran el PSOE  a partir de 1974 como una alternativa al franquismo y al PCE. Lo consiguieron. A cambio el PSOE aceptó la OTAN y condujo a España a la UE a cambio de convertir a España en un país turístico y de servicios y de agricultura. Desde entonces el paro se mantiene siempre más alto que en los demás países de la UE. El PSOE siempre ha sido oportunista y creo que ya no tiene nada que ofrecer a los españoles de bien. Las divisiones internas del PSOE acabarán por desintegrarlo. A día de hoy el PSOE ha cumplido su misión de introducir a España en la OTAN y en la UE. Su doctrina socialdemócrata del Estado del Bienestar ha sido asumida por todos los partidos del Régimen de 1978. El PSOE está muerto. Pedro Sánchez está dispuesto a destruir el Estado para gobernar España. El nivel intelectual y moral de los dirigentes del PSOE está muy por debajo del PSOE de 1977. Su decadencia es irreversible. Sólo vende humo, palabrería, demagogia para tontos. Es hora de morir.

sábado, 15 de julio de 2017

La secesión permanente

Los separatistas catalanes llevan explícitamente desde 2012 declarando que desean la secesión de España: Referendos, elecciones plebiscitarias, proclamación unilateral de la secesión, propaganda, amenazas. Un delito continuado de alta traición, de lesa Patria. Lo cierto es que llevan ya 5 años de secesión y aún no se ha llevado a efecto tal secesión. No se ha consumado la separación. Los políticos dialectales catalanes siguen pidiendo cosas, dinero, privilegios. Siguen incumpliendo la ley, marginando a la lengua española, que es la única que hablan la totalidad de los catalanes -el 53% de los catalanes son hispanohablantes- y la que más se usa en Cataluña, lógicamente. La Generalidad de Cataluña está en quiebra económica por lo demás y sólo se sostiene recibiendo dinero del Gobierno de España. Cataluña ahora es una entidad parásita de España. Los políticos dialectales catalanes o bien quieren privilegios -vivir parasitariamente a costa del resto de España- o bien quieren simplemente la secesión.
El gobierno de España, del PP, de Rajoy se comporta de manera infame, pasiva, sin hacer nada. Finalmente esta pantomima dialectal catalana, esta payasada política puede desembocar en la reforma constitucional del título VIII de la Constitución para garantizar los privilegios dialectales de los que ya gozan los catalanes y su corrupta clase política regional. No habría secesión según esto pero sí más pesados privilegios, más financiación a costa, evidentemente -juego de suma cero- del resto de España.
Es hora de acabar con los privilegios, autonomías, diputaciones, etc. No necesitamos autonomías, ni partidos separatistas, ni la marginación del español, ni aprender ni estudiar en dialectos ridículos que no sirven para nada más que para garantizar privilegios para los que los dominan. Una sola lengua, el español, una sola administración nacional y leyes iguales para todos los españoles. Escupid sobre los separatistas y los dialectales. Este es el mejor homenaje que podemos hacer hoy a Miguel Ángel Blanco.

jueves, 13 de julio de 2017

Hernán Cortés, el hombre superior providencial

Hernán Cortés ya saben todos que conquistó México, 13 de agosto de 1521 y posteriormente el territorio de lo que se dio en llamar Virreinato de la Nueva España. Podemos comparar precisamente la importancia de Hernando Cortés a Alejandro Macedonio. También podemos compararlo con Julio César, conquistador de las Galias. A Bernal Díaz del Castillo podemos compararlo con su Historia verdadera de la conquista de la Nueva España con Julio César y su La conquista de las Galias. En ambos casos se trata de un imperialismo generador, que busca extender una manera de concebir el mundo y de ser y estar en él. En el caso de Hernando Cortés, el ortograma imperial que le guía y orienta en su conquista de México viene constantemente expresado en la Historia verdadera: Acabar con los sacrificios humanos y con la antropofagia, acabar con la mariconería, pacificar a las diversas tribus indígenas y convertir a todo el mundo a la fe verdadera, al catolicismo, la religión de los españoles. Por eso la genialidad de Cortés debe ser resaltada por sus éxitos políticos y militares. Es pues un hombre superior providencial español y biennacido. Con Cortés nació el México moderno y comenzó la civilización en el continente americano. Los indígenas pasaron del salvajismo a la civilización.

domingo, 18 de junio de 2017

Iván Fandiño, un hombre superior

El torero afincado en Guadalajara ha muerto cogido por el toro en una corrida de toros en Francia. Ha muerto con honor, con gallardía, como un héroe, porque de eso se trata: del enfrentamiento del hombre con una fiera salvaje, contra una bestia irracional: entendimiento contra instinto. Tiene que ser de verdad, no en una realidad virtual, representada. Esta es la grandeza de la tauromaquia. A una corrida de toros se va a ver el heroísmo, la valentía, la astucia, los conocimientos etológicos del hombre frente a una bestia en un combate a vida o muerte. Por eso Iván Fandiño era un hombre superior, extraordinario por el gran mérito que tiene el ser torero y no morir en el intento o morir en el intento como ha resultado finalmente para la desgracia de Iván Fandiño.
Los animalistas no tienen razón en sus invectivas groseras, soeces, carentes de ética y de buen sentido, llenas de maldad ética. Son simplemente basura nazi y así hay que calificarles por su estrecho parentesco con la ideología nazi, de origen protestante y animalista y ecologista. Uno de los elementos constitutivos del nazismo fue su animalismo. Himmler estuvo en 1940 en las Ventas y el pobre hombre tan sensible vomitó. No le ocurrió lo mismo con los judíos y la solución final. Ya se ve que situaban a los animales por encima de los judíos y a tal fin promulgaron leyes que prohibían el maltrato animal y los experimentos con animales. No así con los judíos y víctimas del holocausto.
Mientras haya toros en España, podremos tener aún la esperanza de que no todo está perdido en el proceso de putrefacción progresista y democrática que sufrimos desde 1977, ahora que la clase política del Régimen de 1978 celebra ufana sus méritos de gobierno corrupto, europeísta y dialectal-separatista amén del cortejo de ideologías políticas basura que pueblan nuestro panorama político, entre las que se encuentra el animalismo: confundir a hombres con animales y atribuirles a éstos cualidades éticas, morales y políticas.

Pedro Sánchez, el demagogo

En la Antigüedad Clásica ya existía el fundamentalismo democrático, duramente criticado por Platón y por Tucídides y por Aristóteles. En suma, los sabios nunca fueron demócratas. La masa era comparada por Platón con un animal irracional incapaz de la menor reflexión, carente de rigor, sensible a la adulación y con afectos cambiantes, non muta d´acente, ma si di pensiero. Es como si un experto en domesticación de animales sabe cómo acercarse a la masa y sabe decir lo que le gusta y lo que no le gusta, un etólogo vamos. El demagogo es asimilado a un sofista y a un etólogo avant la lettre por Platón.
Los demagogos existieron. Claro que existieron, Cleón fue uno de ellos. Otro fue Cleofón. Amenazaban con gestos obscenos a los aristócratas y a todo aquel que no fuera fundamentalista democrático. Sin embargo, murieron por la Patria.
En los regímenes democráticos plutocráticos de mercado pletórico de bienes los demagogos son cobardes y oportunistas y algunas veces hasta quieren desmembrar la Patria con tal de gobernar en un lugar minúsculo. Carecen de visión de Estado. Sólo les queda la visión de establo. Tal es el caso de Pedro Sánchez. Bueno, también tenemos a Pablo Iglesias. Prometen cosas imposibles, estúpidas y pelgrosas para el interés nacional-general. Son antipatrióticos y sus mensajes carecen de significado porque son sin sentido.
Pedro Sánchez, elegido por el PSOE como su dirigente, es un ambicioso y sin escrúpulos que nada digno de comentarse profiere en sus actos públicos. El PSOE, la corrupta socialdemocracia española siempre ha sido oportunista y demagógico. Provocó el levantamiento de Asturias en 1934 y en 1936 provocó la guerra civil española.
El PSOE es una amenaza real para España y sólo sabe causar daños a la Patria. Ya lo hizo con el nefasto Zapatero al frente. El PSOE debería desaparecer por decencia, por patriotismo y por eutaxia de Estado nacional español. Por España.

lunes, 1 de mayo de 2017

El obrero masa socializado

1 de mayo de 2017, los sindicatos de clase, la mayor estafa del Régimen de 1978 se manifiestan en España, ellos a favor del PSOE, del socialfascismo y de la corrupción socialdemócrata, subvencionados con dinero estatal, municipal, autonómico, apoyando al separatismo, la inmersión dialectal, antiespaña, antiobreros, sirviendo de correas de transmisión del PSOE, corrompiéndose en Andalucía con PSOE e IU, no lo olvidemos, ellos, sosteniendo la existencia de una ficticia clase obrera universal, por lo cual se autodenominan sindicatos de clase. Las consecuencias de la caída del Muro de Berlín en 1989 se dejan notar en los sindicatos, la clase obrera ha desaparecido. Su destino es la desaparición paulatina. Eduard Bernstein demostró a finales del siglo XIX que la predicción marxista del empobrecimiento progresivo del proletariado era una falsedad. Más bien lo que ocurría era que se constituían nuevas clases medias. Sus palabras fueron proféticas y a la vista está que la decadencia de los sindicatos es irreversible e inexorable. Seguirá habiendo colectivos, gremios, grupos sociales, pero ya no habrá jamás una clase obrera universal, internacional dispuesta a instaurar la dictadura del proletariado. En 1914 quedó demostrado que no había tal clase obrera, pero los partidos comunistas y socialistas y sus sindicatos respectivos seguían por inercia alimentando el mito como idea reguladora de sus acciones políticas y sociales. El mito se cayó finalmente y ahora la desintegración de partidos comunistas y socialdemócratas y de los sindicatos de clase a la vista de todos está.

domingo, 30 de abril de 2017

Alicia Rubio

Finalmente ese grupo de presión LGTB y la basura de Podemos, el apoyo de los progres y la pasividad moral del PP han conseguido su objetivo, que un claustro miserable de profesores cobardes y miserables destituyera a la jefa de estudios del IES Peridis de Leganés. Vaya por delante mi apoyo incondicional a la profesora Alicia Rubio y mi desprecio absoluto a todo ese colectivo de infames. Escupid sobre el infame decía Voltaire y yo ahora lo repito: escupid sobre los infames.
No hay libertad de expresión ni de cátedra en los institutos. Sólo queda defender las perversiones sexuales y ser progresista. Esta es la corrección política que admite el Régimen de 1978. Presumen de libertades y de garantías y eso es falso. El Estado garantista no existe, hay censura, represión, imposición, imposición de ideologías absurdas y ridículas y de mentiras, imposturas intelectuales con las que hay que comulgar con ruedas de molino. La inspección educativa está al servicio de la sociedad de las familias y no al servicio ni de la verdad ni del rigor. La democracia desemboca en la inmoralidad Platón dixit y es verdad y desemboca posteriormente en la tiranía y era y es verdad. Escraches hechos con la ayuda de alumnos indocumentados, impresentables y analfabetos e impulsados por la escoria política de Podemos. Profesores que no tienen lo que hay que tener para defender la verdad y la honestidad. Esta es la basura de sistema educativo empeñado en aprobar a todo el mundo para esconder su fracaso y su incompetencia. Se inventan denuncias falsas. Es una verdadera mafia educativa que desmiente sus proclamas de libertad e igualdad. Sólo hay dictadura progresista.

viernes, 28 de abril de 2017

Crítica a la teoría de la novela de Jorge Lukács



En 1916 publica Lukács su obra “Teoría de la novela”. En el fondo este escrito juvenil de Lukács es una fenomenología del espíritu al estilo hegeliano aplicada a la literatura, a la epopeya, tragedia, drama, lírica, poesía y novela.

Según afirma Lukács, la novela es la expresión del desamparo trascendental de la vida moderna. Una especie de versión idealista del tema nietzscheano de la muerte de Dios. La muerte de Dios ha dejado un inmenso vacío imposible de llenar en principio que tiene su lógico reflejo en la literatura y particularmente en la novela. La novela es una narración de los acontecimientos de los hombres en una realidad vacía dice Lukács. Su contenido es la historia del alma que parte para conocerse, que busca las aventuras para ser probada en ellas, para hallar su propia esencialidad. A diferencia de las tragedias y de la epopeyas  griegas, la novela se encuentra privada de una necesaria y espontánea relación con el todo. La novela exhibe una búsqueda de sentido que está abocada al fracaso.

La Teoría de la novela [Die theorie des romans] fue publicada por Georg Lukács en 1920. El primer manuscrito fue escrito el verano de 1914 y la versión final en el invierno de 1914-1915. Publicada por primera vez en 1916 en Zeitschrift fur Aesthetik und Allgemeine Kunstwissenschaft de Max Dessoir, después Paul Cassirer lo publicaría en forma de libro en 1920 en Berlín. Subtitulado como “ensayo histórico filosófico sobre las formas de la gran literatura épica", lo que busca es hacer un análisis hegeliano de las categorías estéticas y literarias, y la forma en que la novela se constituyó como modelo hegemónico en las sociedades actuales.

Teoría de la novela fue realizada por Georg Lukács en 1916 y editada por Paul Cassirer en Berlín en 1920. Había sido publicado anteriormente en la revista Zeitschrift fur Aesthetik und Allgemeine Kunstwissenschaft de Max Dessoir en 1916. Lukács escribió el primer manuscrito en el verano de 1914 y la versión final en el invierno de 1914-1915. Fue su tercer libro después de El alma y las formas (1911) e Historia evolutiva del drama moderno (1912), no tomamos en consideración su texto La forma dramática (1909) pues integra la primera parte de Historia evolutiva. En español existen varias ediciones, la más conocida es la realizada a cargo de Manuel Sacristán por la editorial Grijalbo en 1985, Teoría de la novela se encuentra en el primer volumen junto con El alma y las formas. Existe una edición anterior hecha por Juan José Sebrelí en 1966 en Buenos Aires. Otra edición más reciente es la de Ediciones Godot Argentina publicada en 2010 y con traducción de Micaela Ortelli.

El mismo autor indica en uno de los prólogos a Teoría de la novela en 1962 (42 años después de la publicación del texto) que durante la realización de este trabajo se encontraba en un cambio de ideología, dejaba las ideas de Kant para entrar al idealismo hegeliano. Sin embargo, seguía usando como marco teórico a las “ciencias del espíritu” de Dilthey:

[La] así llamada escuela de las “ciencias del espíritu”; entiendo que está actitud se basa, esencialmente, en mi juvenil entusiasmo por las obras de Dilthey, Simmel y Max Weber. Teoría de la novela es, en efecto, una producción típica de las tendencias de esta escuela. Cuando conocí a Max Dvorak en Viena, en 1920, me confesó que consideraba mi estudio la publicación más importante del movimiento.

 

Gyorgy Lukács. “Prólogo” en Teoría de la novela. Buenos Aires, Ediciones Godot, 2010. Pág. 7.

 

El método o moda del que habla Lukács consistía en elaborar generalizaciones a partir de características de un período o ámbito en específico, para luego proceder por deducción al análisis del fenómeno individual, para así comprenderlo en su extensión. De esta manera Teoría de la novela es un representante típico de las “ciencias del espíritu”. Su innovación se encuentra en ser uno de los primeros textos de esta escuela en tomar elementos hegelianos, ya no kantianos ni cerca del positivismo, para estudiar el arte y la literatura. La primera parte del libro está determinada por principios hegelianos, por ejemplo, la comparación entre los modos de totalidad en la épica y el drama, la idea histórico-filosófica sobre lo que la novela y la epopeya poseen en común y los diferencia, etc. También retoma ideas de Goethe, Schiller y Solger.

1 Años después el mismo autor diría que su obra “no llegó tan lejos” y que “permaneció en el nivel de mero intento que fracasó tanto en diseño como en ejecución, pero aun así estuvo más cerca que otros estudios contemporáneos de alcanzar una solución verdadera”.

2 Para Karl Mannheim el libro de Lukács plantea un intento de interpretar un fenómeno estético, el de la novela, desde la filosofía de la historia.

3. Georg Lukács plantea una división social: sociedades cerradas y abiertas, al igual que hará en 1945 Sir Karl R. Popper en “La sociedad abierta y sus enemigos” desde una perspectiva liberal.  En las primeras encontramos que no hay una escisión entre el ser y el mundo, el adentro y el afuera, no hay distinción entre el alma y la figura o acción. Son sociedades meramente homogéneas, lo cual permite que la naturaleza sea cerrada y se derive una secuencia de totalidad; es decir, hablamos del mundo de la absoluta inmanencia.

4 Por el otro lado tenemos a las sociedades abiertas las cuales sí tienen una clara distinción entre el afuera y el adentro y se las denomina sociedades trascendentes. Un común denominador entre este tipo de sociedades es la relación del hombre con la naturaleza: en las sociedades cerradas el hombre está subordinado a la naturaleza, en las abiertas el hombre se vuelve sujeto y las controla.

Un claro ejemplo de sociedad cerrada lo encuentra Lukács en la primera etapa de la Grecia antigua, la Grecia de Homero, es aquí donde nace la épica, la cual busca resolver la pregunta: ¿Cómo puede la vida volverse esencial? Puro idealismo hegeliano.

5 Cuestión contraria a otra etapa de la Grecia antigua, la del mundo de la tragedia, en ésta se perfila el nacimiento de la esencia, acto configurador de la filosofía que devela a destino trágico como la cruel arbitrariedad de lo empírico. Este héroe será transfigurado en una de las últimas etapas del mundo helénico, la de la trascendencia platónica, aquí el héroe o sabio deja de ser trágico y total, se transforma con su gran actividad cognitiva y visión creativa, es decir, pasamos del héroe épico, al trágico y al héroe cognitivo. Para Lukács la totalidad es la condición para que surja la literatura épica, una vez que se rompe este vínculo entre la esencia y el hombre este género se va desarticulando, sólo hay casos específicos donde el mundo se completa nuevamente, donde se recupera la totalidad: Giotto y Dante, en Wolfram von Eschenbach y Pisano, en Santo Tomás y San Francisco; con estos autores la estética ha vuelto a ser metafísica por última vez.

6. La transformación de un mundo inmanente en uno trascendente condujo al sometimiento de las formas de arte a una dialéctica histórica. Después de la épica, los géneros artísticos se cruzarán unos con otros, la suma de ellos es sólo una totalidad histórica de lo empírico y de las condiciones empíricas en las que nació cada forma. Así, el sentido histórico – filosófico de la periodicidad ya no se hallará en las formas simbólicas – artísticas. Pero mientras la perturbación de las relaciones trascendentales hace desaparecer la inmanencia, así la esencia escindida puede empalidecer pero nunca desaparecer por completo. Por eso, la tragedia, a pesar de sus transformaciones, ha sobrevivido hasta nuestros días con su esencia intacta, mientras que la épica debió desaparecer y dar lugar a una forma enteramente nueva: la novela.

7. La relación de la esencia puede ser de dos tipos, una esencia cercana a la vida, donde encontramos a la plenitud como una forma de aproximación y a la transparencia, el otro tipo es la forma abstracta de la esencia, alejada de la vida. Esto hace necesario la dualidad estilística de la tragedia moderna, cuyos polos modernos son Shakespeare y Alfieri. A diferencia de estos autores, los griegos nunca entraron en el dilema de la esencia, por ello, el coro griego otorga vida y plenitud a la esencia situada por fuera y más allá de toda vida, esto es, de forma interna y externa. El coro y corifero en la tragedia griega poseen la misma esencia, son completamente homogéneos, por eso pueden cumplir funciones por separado sin destruir la estructura de la obra.

8. La vida no se encuentra ausente del drama moderno, puede ser desterrada como lo hacen los clasicistas, lo cual implica un reconocimiento, no sólo de la existencia de lo desterrado sino de su poder. Este tipo de tragedia consume la vida. Ubica a sus héroes sobre el escenario como hombres vivos en medio de un mundo aparentemente vital. De esta manera, la figura del héroe se vuelve polémica y problemática; ser un héroe ya no es la forma natural de la existencia en la esfera de la esencia, sino el acto de enaltecerse por sobre lo meramente humano, ya por sobre la masa que los rodea, como por sobre sus propios instintos.

9. En el drama griego las figuras se encuentran a la misma distancia de la esencia, están en el mismo nivel y tiene los mismos deseos: formar una unidad. A diferencia del drama moderno donde la jerarquía es una condición de su existencia, el dramatis personae está sujeto al destino y a su resultado último, la soledad trágica. Así, uno de los problemas de la tragedia moderna es el de la confianza, las figuras confían que esa jerarquía desaparecerá y se fundirán todos con la unidad, pero esto no pasa. La soledad dramática y psicológica constituye la experiencia de vida del hombre en proceso de convertirse en héroe. Podemos separar al héroe según su relación con la esencia, el héroe inmanente o épico es un yo empírico dominado por el deber ser, esto mata la vida y cancela la muerte del héroe, éste debe vivir. El drama, más alejado de la vida, muestra el yo inteligible del hombre el cual asume los atributos simbólicos de la vida, por ejemplo, una ceremonia simbólica, la muerte.

10. La épica conforma una visión utópica que se ayuda del efecto lírico, lo elegíaco y la grandeza de las acciones para consolidarse. El drama no busca la grandeza de los temas, ignora el contraste entre la totalidad y la segmentación; busca existir, es decir, constituir un universo y capturar su esencia, poseer la totalidad empírica y metafísica, pues combina la trascendencia y la inmanencia.

11. La epopeya y la novela no están diferenciadas por sus intenciones fundamentales sino en sus realidades histórico – filosóficas. Como indica Lukács: “La novela es la epopeya de una época en que la totalidad extensiva de la vida no está determinada, en que la inmanencia del sentido tampoco está directamente determinada, pero que aún busca la totalidad.” (p 44). De esta forma, uno de los constituyentes de la tragedia y la épica es el verso trágico, el cual es según Lukács, duro, contundente, aísla y crea distancia para abrigar a los héroes en las profundidades de su soledad. El verso épico también crea distancia pero genera felicidad y ligereza, transforma el tiempo en un nivel de existencia; la armonía establecida presupone que este tipo de verso debe cantar a la totalidad sagrada de la vida. La ligereza es una característica de la gran literatura épica, es sólo una forma de utopía, fuerza creadora de la realidad y privadora de su totalidad. Cuando esa ligereza ya no es concedida, el verso es desterrado de la épica, o se transforma en verso lírico. De esta forma sólo la prosa puede incluir el sufrimiento y el éxito, sólo su flexibilidad y su rigidez no rítmica pueden abrazar la pesadez y la ligereza.

12. Algunos ejemplos son la prosa de Cervantes, la de Goethe, en contraposición con la obra lírica de Ariosto y la de Goethe. Una figura central es Dante, quien es más lírico que Homero, pues el tono de balada se usa para apelar a los rasgos de la epopeya, así, crea una obra basada en la inmanencia del sentido a la vida en el más allá, esto es, la inmanencia de la trascendencia, puesto que transforma lo individual en componente de la totalidad.

13. Otra diferencia entre la epopeya y la novela es que la primera busca dar forma a la totalidad de la existencia, mientras que la novela busca descubrir y construir la totalidad de la vida.

14. El individuo épico, el héroe de la novela, es producto de la extrañeza con el mundo exterior. Cuando el mundo es internamente homogéneo, los hombres no difieren cualitativamente unos de otros. En sentido estricto, el héroe de la epopeya no es un individuo. Se ha entendido como característica esencial de la épica que el objeto no se relacione con el destino de una persona en particular sino con el de una comunidad; ya que, lo completo, lo cerrado del sistema de valores del cosmos épico crea un todo orgánico. La importancia de un acontecimiento en un mundo cerrado siempre es cuantitativa, la serie de aventuras en la que se manifiesta este acontecimiento será significativa según el grado en que también lo sea para un complejo de vida orgánico: una nación o linaje.

15. Lukács señala que en la tragedia el héroe debe de ser rey por la simple necesidad del sendero ontológico del destino; lo que en la tragedia no es más que un símbolo constituye una realidad en la epopeya: la fuerza de la unión entre un destino individual y la totalidad. Dante es el único gran ejemplo en el que se distingue claramente a lo arquitectónico dominando lo orgánico; y por lo tanto su obra presenta una transición histórico-filosófica de la epopeya a la novela. Aún se verifican la inmanente ausencia de distancia y la perfección de la verdadera épica. Sus figuras son individuos con consciencia y de manera activa, se ubican en oposición a una realidad que se comienza a aparecer cerrada.

16. La novela es la expresión de la madurez viril, en contraste con el infantilismo normativo de la epopeya. La totalidad de la novela es una imperfección, una resignación. En el resto de los géneros la aceptación de una disonancia es anterior al acto de dar forma, en la novela la aceptación es la forma misma, de ahí que el autor plantee una relación diferente en el ámbito de la ética y la estética. La novela desde el punto de vista artístico es el género más amenazado y ha sido definido como una forma artística incompleta por los que no pueden diferenciar entre problemática del objeto y del ser problemático. Sin embargo, la novela posee un gemelo caricaturesco de quien resulta casi indistinguible en todas las características formales inesenciales: la novela de entretenimiento, su única diferencia es que ésta carece de sentido.

17. Ahora, la forma externa de la novela es esencialmente biográfica; oscila entre un sistema conceptual y complejo vital que busca objetivarse en la organicidad de la biografía. En la forma biográfica, la incansable lucha por alcanzar la unidad de la vida y la perfecta arquitectura del sistema se equilibran y se ponen en reposo. El personaje principal de una biografía lo es por su relación con un mundo de ideales que se encuentren por encima de él; pero, inversamente, ese mundo sólo alcanza expresión a través de la experiencia del sujeto. La biografía da cuenta de una vida completa e inmanente significativa de un individuo problemático, éste es problemático pues no tiene objetivos evidentes y, además, se encuentra determinado recíprocamente por el mundo contingente.

18. La composición de la novela comprende la paradójica combinación de elementos heterogéneos e independientes en un todo orgánico que es destruido una y otra vez. Ahora, la tragedia rompe con la jerarquía de los mundos, ahí no existe ni dios ni demonio, puesto que el mundo exterior es sólo la oportunidad del alma de hallarse, para que el héroe se descubra como tal. De ahí la famosa frase de Lukács: “La novela es la epopeya del mundo abandonado por Dios; la psicología del héroe de la novela es demoníaca, a falta de un dios.”. Si Dios no existe, todo está permitido.

19. El autor define y diferencia a los tipos de héroes para comprender mejor el héroe novelístico. El héroe dramático no conoce interioridad, pues esta es el producto de la dualidad antagónica entre alma y mundo, la angustiosa distancia entre psiquis y alma. Su seguridad no es puesta a prueba, pues es una característica a priori. Así, la novela habla de la aventura de la inferioridad; su contenido es el relato del alma que sale a buscarse, que quiere ponerse aprueba con las aventuras para poder hallar su propia esencia.

20. J. M Bernstein indica que Teoría de la novela fue un gran suceso para la intelectualidad de la primera etapa del siglo XX. Algunos de los pensadores que quedaron sorprendidos o marcados por este texto son Theodor Adorno quien escribe en su texto El significado del realismo contemporáneo que el libro de Lukács es un brillante y profundo estudio que replantea las categorías filosóficas básicas de la estética. Bernstein asevera que las carreras políticas de Adorno y Walter Benjamín no serían posibles sin la base del libro de Lukács. Otro estudioso que fue marcado con la lectura de las primeras obras de Lukács es Lucien Goldman quien basa su sociología de la literatura en los textos del crítico húngaro.

La crítica que le formulamos a Lukács y a todos cuantos pretenden componer una teoría de la novela o una teoría literaria es que, en el caso de la novela, al no haber ciencia de la literatura, no puede haber una teoría de la novela entendida como ciencia estricta. Esto es algo muy pertinente, porque el “tema de nuestro tiempo filosófico, diríamos, consiste en distinguir las ciencias de las ciencias ficción, teniendo en cuenta que la mayor parte de las ciencias ficción, que no quieren reconocerse como tales, se reclutan entre las llamadas ciencias humanas”[1]. La teoría literaria o de la literatura no es ciencia. Se halla a la altura de la llamada ciencia del derecho o jurisprudencia, un discurso teórico de metodología beta-2 operatoria. Carece de cierre categorial. Tendrá un cierre técnico, retórico, lingüístico a lo más. No hay ciencia de la literatura ni crítica literaria científica. No se puede prescindir en absoluto de los juicios de valor del escritor que escribe sobre literatura. Lo que dice Lukács es tan arbitrario como lo que diría cualquier otro investigador o teórico o catedrático o profesor de literatura sobre la novela.

Lo único que puede decirse de la novela es que es un relato en prosa de extensión variable en el que los contenidos y argumentos son muy variados. Hay muchas novelas. Lukács no tiene en cuenta la novela antigua ni la medieval. La novela procede de la epopeya, pero también de las leyendas y mitos e historias. La novela puede tratar de cualquier cosa, de cualquier historia y lo que afirma Lukács es arbitrario enteramente.

En conclusión, como no puede haber una teoría científica de la novela, caben tantas teorías de la novela como catedráticos o teóricos de la literatura pueda haber… La perspectiva ideológica o filosófica del investigador será la que haya que tener en cuenta para una clasificación de las teorías de la novela llegado el caso y a la hora de resolver cómo proceder. La verdad de una teoría de la novela se resolvería por las insuficiencias de sus teorías rivales, más que por las virtudes o ventajas de la propia y de manera axiomática. La verdad en todo esto será tentativa, praxeología metalingüística apagógica.

 



[1] Gustavo Bueno, 1982. Gnoseología de las ciencias humanas, Actas del I Congreso de teoría y metodología de las ciencias,  Primera edición, Oviedo, 1982 Editorial Pentalfa.

martes, 25 de abril de 2017

Ideas para una España con futuro



El Régimen de 1978 ha resultado ser una catástrofe económica y política para la Nación política española. Ha desnacionalizado España y ha generado un sistema económico desindustrializado con un paro crónico altísimo resultado de la entrada en la Unión Europea y de la consiguiente desindustrialización a mayor gloria de Alemania y de Francia.

Se me ocurren unas propuestas que no son nada novedosas en el fondo porque Gustavo Bueno y otras personas a quienes valoro sinceramente hicieron propuestas parecidas para la restauración política de España.

Si utilizamos como hilo conductor para formular tales propuestas la teoría del Estado de Gustavo Bueno, pienso yo que podrían las propuestas que ser presentadas de la manera que sigue:

En la capa basal empezamos estableciendo el trabajo social obligatorio para todos los parados, salida de la Unión Europea y control de los sectores económicos clave por parte del Estado. Apuesta decidida por la energía nuclear y por la extracción de petróleo allí donde se halle. Fomento de la agricultura y del pastoreo. Cese de las subvenciones estatales a sindicatos y patronal. Reindustrialización de España y restablecimiento de la industria pesada y de la minería. Establecimiento del precio de la luz eléctrica con las consiguientes rebajas del precio de la electricidad. Rebaja de impuestos al pueblo.

En la capa conjuntiva se propone la derogación de la Constitución de 1978 y la redacción de una nueva constitución republicana, centralista, presidencialista que incluya las siguientes novedades: 1º Establecimiento de la pena de muerte para los crímenes horrendos. 2º Supresión del Estado de las autonomías y de todos los privilegios forales. 3º Ilegalización de todos los partidos separatistas. 4º Establecimiento de un poder judicial independiente. 5º Supresión de la desigualdad legal entre varones y mujeres existente desde la ley de 2006 de violencia de género. Supresión del Ministerio de la Igualdad. Supresión de toda subvención a entidades privadas. Establecimiento de la libertad plena de expresión en todos los centros de enseñanza. Supresión del delito de odio o de violencia de género, sustitución del matrimonio homosexual por la unión civil. Derogación de la Ley de Memoria Histórica. Establecimiento de la lengua española como única lengua oficial en toda España. Supresión de los delitos contra animales y su sustitución por faltas administrativas. Facilitamiento del desahucio a ocupas e insolventes.

En la capa cortical se propone el severo control de fronteras y el establecimiento del supremo interés nacional del pueblo español primero frente a extranjeros. Stop inmigración musulmana, política de neutralidad armada, servicio militar obligatorio, establecimiento de una industria militar nacional. Expulsión automática e inmediata de ilegales. Bloqueo y cierre de la verja de Gibraltar. Apoyo a Israel. Salida de la Unión Europea.

Entendemos que estas modestas medidas suponen un cambio de rumbo en la dirección política de España y que contribuirán seguramente a la eutaxia política de España.

lunes, 10 de abril de 2017

Carmen Chacón

Carmen Chacón ha muerto. Nació en 1971. Tenía pues 46 años. La muerte de un hombre es algo terrible y lamentable.
Para mí Carmen Chacón el interés que en mí despierta es el interés político. Si tenemos que hacer una evaluación de su figura, ello es por su dedicación a la política, enclasada en la clase política del Régimen de 1978.
Fue militante del PSC, ese partido socialdemócrata charnego útil para los separatistas, tonto útil de la secesión catalana. Carmen Chacón a propósito de tal asunto viajó a Quebec a estudiar eso de los referendos separatistas, porque Carmen Chacón no fue nunca una patriota española. Ella era toda una experta en eso, en el referéndum de separación, en la fragmentación de la Nación Política Española. Cuando el malnacido charnego Pepe Rubianes dijo eso de la puta España, Carmen Chacón lo defendió y lo apoyó. Esta era la catadura moral y política de Carmen Chacón.
Cuando el infame Zapatero ocupó la presidencia del Gobierno de España, la nombró ministra de la Vivienda primero y luego ministra de defensa en plan progre-feminista. Eso fue todo. Un acto de propaganda típico de la actual izquierda socialdemócrata, vamos, el progresismo actual. Pura imagen y políticas lesivas siempre para el interés nacional. En 2011 intentó competir para controlar el PSOE, pero perdió por 22 votos frente a Rubalcaba. Se convirtió en una privata y se dedicó a sus asuntos particulares viendo su clamoroso fracaso. Incluso se dio de baja en el PSC y se vino a vivir a Madrid. Su oportunismo nunca conoció límites o barreras.
Ahora vaga por el Averno. R.I.P. Tempus fugit. Calificación de Carmen Chacón: política mediocre y de poca utilidad para la Nación Española. Eso es todo.

miércoles, 22 de marzo de 2017

El padre Juan de Mariana y su defensa del tiranicidio

En homenaje al Padre Juan de Mariana, y no pudiendo asistir al Primer Congreso sobre el Padre Juan de Mariana, que se está celebrando hoy en Talavera de la Reina, procedo a escribir esta pequeña nota pedagógica sobre un punto importante del pensamiento político del Padre Juan de Mariana.

         El padre Juan de Mariana es el más destacado monarcómaco católico. Es un pensador de la Contrarreforma. Su doctrina del tiranicidio, así como su idea de potenciar el papel político de los obispos es una idea en la que coincide con otros jesuitas de la contrarreforma.

         Nace en Talavera de la Reina (1536) y muere en Toledo el 16 de febrero de 1623.

         En su De rege et regis institutione (1599) es en donde Mariana formuló su teoría del tiranicidio que defendió como algo necesario. En el Libro I. Cap. V queda planteado el tema del tiranicidio. Distingue Mariana entre rey y tirano. A continuación se plantea el problema de “si es lícito matar al tirano” (cap. VI). Comenta los hechos relativamente recientes de Francia en 1588: el asesinato del duque Enrique de Guisa, jefe del partido católico por parte del rey Enrique III de Valois y el asesinato de éste por parte de Jacobo Clemente y la consiguiente muerte del tiranicida.

“Así murió Clemente, considerado por los más como una gloria eterna de Francia, cuando sólo contaba veinticuatro años. Era de modesto ingenio y de cuerpo no muy robusto, pero algún impulso superior aumentó sus fuerzas y vigorizó su alma” (73-74) [Los números entre paréntesis que siguen a las citas remiten a las páginas de “La dignidad real y la educación del rey”. Introducción y traducción de Luis Sánchez Agesta. Madrid, 1981.

         Mariana defiende el tiranicidio porque el pueblo es el titular del poder político. Mariana defiende que es necesario el tiranicidio cuando no existen otros medios para conseguir que el tirano abandone el poder político. El problema es cuando el rey se convierte en tirano. Teniendo un origen legítimo su poder, sin embargo, por sus actos este poder político deviene ilegítimo. Cuando no es posible que los estamentos del reino hagan nada porque el tirano bloquea sus movimientos o sus reuniones, cabe recurrir a la acción privada, individual, particular cuando no es posible que el cuerpo de la Nación actúe. Prohíbe Mariana la muerte por envenenamiento del tirano porque entiende que así el tirano se mataría a sí mismo (Cap. VII.).

         Es que ocurre que la obediencia es voluntaria. El poder político del gobernante deriva su legitimidad y legitimación por el consentimiento voluntario de los gobernados. La titularidad del poder político le corresponde a la sociedad política, no al rey. Al rey le corresponde el ejercicio del poder. Mariana es partidario de la monarquía limitada por las instituciones medievales, como ocurría en Aragón con sus Cortes, que servían para defender las leyes. El poder real está así limitado. No está por encima de las leyes. Princeps non est solutus legibus. El rey está sometido a las leyes, que emanan de la república y no del mismo rey.

22 de marzo de 2017.

jueves, 16 de marzo de 2017

La basura de Podemos

En Leganés, la profesora Alicia Rubio, directora del IES Peridis ha sido objeto de escrache por parte del vulgo estudiantil convocado por Podemos. Su crimen es criticar la ideología de género. Ultimi barbarorum. La ideología de género es falsa y es ridícula: divide a la sociedad en sexos y no en grupos sociales. Sostiene que varones y mujeres formamos dos clases sociales, donde los varones somos violadores, maltratadores, la clase dominante del heteropatriarcado, otra majadería progresista decadente y nihilista. Sostiene además que género y sexo son lo mismo y además sostiene que la diferencia sexual es convencional, relativa y puede ser variada. Uno si se siente mujer es mujer eo ipso y si se siente varón es varón eo ipso por propia decisión. Olvidan que el sexo viene determinado de manera inevitable e indeleble por los cromosomas XX en el caso femenino y XY en el caso masculino. El sexo no es como el color de los ojos o el color del pelo. No puede cambiarse a voluntad. Las operaciones de cambio de sexo son disfraces. La transexualidad es una enfermedad mental similar al trastorno mental consistente en afirmar uno de sí mismo que es Napoleón y que por ello todo el mundo debe llamarle Napoleón y ponerle la cara de Napoleón por el deseo o voluntad libre del sujeto individual. No hay niños con vulva ni niñas con pene. Eso son aditamentos hechos por seguirle la corriente a quien afirma eso. La disociación mental respecto al sexo de cada cual es una enfermedad psiquiátrica. Dejémonos de tonterías. Mi solidaridad con la profesora Alicia Rubio y con su libertad de decir lo que le plazca y de pensar como le venga en gana y mi desprecio absoluto a esos alumnos idiotas y manipulados por Podemos que han salido en Leganés a protestar contra la profesora. Abajo el progresismo, abajo Podemos, abajo la ideología de género.

lunes, 6 de marzo de 2017

Basura eusquérica

La crisis del Estado Español, de España, de la Nación Española se manifiesta en la impunidad y en la desenvoltura con que sus enemigos internos operan. El Estado de las Autonomías era y es un mecanismo de voladura controlada y lenta pero sostenida de España. El otro día una cretina eusquérica en ETB, la TV dialectal eusquérica vasca se dedicaba por una vez más a difamar a España y a los españoles y una cateta y paleta eusquérica, Miren Gaztañaga decía que los españoles somos paletos, atrasados, catetos...Mira quién lo decía, una eusquérica. Pero ¿Qué me va a decir a mí, a un español bien nacido hispanohablante, una pobrecilla dialectal que habla una lengua sintética, inventada que sólo entienden cuatro gatos? No se puede ser alguien grande e importante hablando lenguas ridículas. Yo estoy en contra de que los dialectos sean subvencionados, fomentados e impuestos al pueblo. Son para conseguir convertir a los españoles en acémilas, en bestias de carga. Lo único que cabe añadir es que los necios han triunfado y se dedican a obligar a todo el mundo a pensar en necio para darles gusto a ellos, a los terroristas, a los separatistas, a los españoles malnacidos.

lunes, 30 de enero de 2017

El progresismo imbécil valga la redundancia

La elección por el vulgo de Donaldo Trump ha demostrado o puesto aún más de relieve si cabe la imbecilidad de los progresistas y demócratas fundamentalistas. Sólo saben balbucear sobre los derechos humanos y sobre la democracia desde su perspectiva idiota y débil mental, infantil. Viven en la estupidez socialdemócrata del pensamiento Alicia como vivía Zapatero hace unos años en España de nefasta memoria.
No se dan cuenta de que el realismo político es lo que tiene que regir la gobernación del Estado y que el interés nacional del pueblo está por encima de los derechos humanos formulados formal y abstractamente. Un Estado tiene una cosa que se llama soberanía y que consiste en el control de la capa cortical, la conjuntiva y la basal. El control de las fronteras, el control de la inmigración forman parte irrenunciable de la soberanía de un Estado y no admiten ser puestas en cuestión por intelectuales progres o por mediocres demagogos populistas embrutecidos por su ignorancia, su criminalidad y su demagogia en la que a veces incluso hasta llegan a creer embobados por el poder que la ideología (M3) puede llegar a ejercer en su mediocre y débil subjetividad (M2). Entonces determinados planteamientos políticos llevan a estos sujetos a afirmar tesis absurdas y a tener comportamientos dignos de ser analizados por parte de un psiquiatra. Es cuando yo digo que Fornicarmena, por poner un caso muy famoso en España, necesita ayuda profesional. Presumen de demócratas y luego se creen con la superioridad moral que les da su estúpida y falsa ideología para dar lecciones de humanismo, armonismo  y derechos humanos. Son ágrafos e incapaces de la menor reflexión. Encima apoyan a la ETA y se ponen a despotricar contra Donaldo Trump, el héroe de nuestro tiempo.

viernes, 27 de enero de 2017

El filósofo y el político




Según Platón son filósofos aquellos que pueden alcanzar lo que se comporta siempre e idénticamente del mismo modo. El no-filósofo, sumergido en la doxa, deambula por la multiplicidad de los fenómenos. Pasa su vida en la doxa. El filósofo ama toda la realidad, esto es, las Ideas. Ama el saber desinteresadamente, amasa conocimientos y ama la verdad. Será morigerado. No necesitará en ningún caso ser controlado y dirigido por otros.

El filósofo no tiene miedo a la muerte. Aprende con facilidad. Está dotado de buena memoria. Es valiente.

Los filósofos más razonables, más racionales y rigurosos son inútiles para la plebe. El filósofo no debe ir suplicando al vulgo que le permitan gobernarlos por su bien. De todos modos lo más terrible que sobreviene a la filosofía es el desprestigio que tiene debido a la conducta y calidad teórica de los que dicen que se ocupan de la filosofía. El desprestigio de la filosofía proviene de aquellos que dicen dedicarse a ella. Frente al filósofo está el filodoxo, el amante de las opiniones o filotheamón, el amante de los espectáculos, vamos, el sofista, que no hace otra cosa que enseñar lo que la multitud prefiere , las convicciones del vulgo y a eso los sofistas lo llaman ciencia. La multitud no es filósofa.

Según Platón la autoridad política debe fundarse en la verdad, esto es, en la filosofía porque el saber y el poder político deben ir unidos si queremos un gobierno o un Estado eutáxico. La fuerza está subordinada a la ciencia. El verdadero filósofo es el verdadero hombre de Estado. Sólo el filósofo cuenta con la legitimidad política derivada de su saber absoluto e indubitable, sistemático, objetivo, científico, racional.

En el “Político” Platón señala que la función política exige aptitudes especiales. La ciencia política es la ciencia real, la ciencia del mando, epitaktiké, es una tekhné. La ciencia de la distinción es la base de este saber político, critiké tekhné la llama Platón. Sólo una élite filosófica posee este saber.

El buen gobierno será pues el gobierno de la razón y de la ciencia. La superioridad de la ciencia sobre la legislación queda así establecida por Platón. El gobierno perfecto no requeriría leyes, sino ciencia. La ciencia es el único criterio válido para establecer un gobierno perfecto.

Como tales situaciones perfectas no existen, resulta entonces que la ley es la única garantía de buen gobierno en los gobiernos imperfectos. En este terreno el interés público debe prevalecer siempre sobre la voluntad arbitraria del individuo. Leyes, ÇX, 923 a-b.

En las Leyes Platón sostiene que el régimen mixto de monarquía y de democracia sería el régimen ideal. Un tirano joven aconsejado por un viejo sabio y prudente sería la mejor dirección política.

No renuncia Platón nunca al gobierno del saber de todos modos. El titular de la soberanía es un Autócrator, un señor absoluto.  No hay orden político o legal que sea superior al saber absoluto. Si hay verdad absoluta, hay poder absoluto.

Este gobierno del saber determinó en la República de Platón la idea de una poesía de Estado y de una música de Estado determinadas y establecidas de una vez para siempre.

Por eso deben ser los filósofos quienes gobiernen el Estado. El gobierno ideal platónico es una sumisión total al control filosófico.

martes, 24 de enero de 2017

Nota sobre el idealismo.




Kant distingue entre lo que él denomina “realismo trascendental” y “realismo empírico”. Llama realismo trascendental a aquella concepción según la cual el espacio y el tiempo y también las determinaciones categoriales corresponden a las cosas tal y como son en sí mismas, es decir, independientemente de nuestra percepción y de nuestro pensamiento. En oposición a éste, Kant defiende el idealismo trascendental. El idealismo trascendental es la concepción de que la espacialidad, la temporalidad y las categorías se hallan sólo en nuestras representaciones de las cosas y no en ellas mismas. El realismo empírico, defiende que las cosas espaciotemporales son fenómenos y es conciliable para Kant con el idealismo trascendental.

El idealismo gnoseológico o epistemológico es la concepción según la cual el conocimiento constituye a su objeto, es decir, lo conocido, de modo que el objeto no tiene otro ser que el ser del conocimiento, el ser en el conocimiento, en la conciencia.

El realismo gnoseológico, por el contrario, es aquella concepción según la cual el objeto tiene en sí mismo un ser real, éste ser real puede depender del conocimiento, pero sin disolverse por eso en el proyecto constituido por su pensamiento imaginativo. El conocimiento se asemeja al objeto.

En George Berkeley y David Hume la crítica de la percepción sensible conduce a rechazar el realismo del mundo externo. Según Berkeley el ser de los cuerpos consiste en su ser percibidos. Según Hume, el escepticismo lo es porque la concepción realista se basa sólo en la fuerza de la imaginación, puesto que no se puede demostrar, pero tampoco refutar.

El idealismo moderno comienza con Descartes. La duda metódica conduce al cogito ergo sum. La certeza la posee sólo el que piense en el hecho de que él piensa.

El idealismo moderno es un idealismo gnoseológico subjetivo, puesto que consiste en que reduce sobre todo el llamado mundo externo a representaciones o ideas.

Podemos distinguir a este respecto, entre un idealismo relativo, que sería el sostenido por Descartes, Malebranche, Leibniz y Locke, porque éstos autores sólo reducen las cualidades secundarias al sujeto cognoscente, pero manteniendo sin embargo, las cualidades primarias como cualidades objetivas, con lo cual, queda un residuo de realismo, y un idealismo absoluto, que es el sostenido por George Berkeley, puesto que Berkeley sostiene que las cualidades en su totalidad son subjetivas, secundarias. El mundo externo se vuelve así una representación. Como toda la estructura del mundo, del cielo y de la Tierra no tiene existencia alguna sin el espíritu que la percibe, su ser consiste en que sea percibida o bien conocida, o por  mí o por un espíritu eterno.

Kant se ocupó varias veces en refutar este idealismo gnoseológico al que denomina idealismo material dogmático. En 1781 Kant formula un idealismo de nuevo tipo, al que llama trascendental o crítico. La existencia de un mundo exterior, independiente del sujeto de conocimiento se funda en un principio de representación. Es la base de la experiencia interna. El elemento realista de Kant es la cosa en sí. El elemento idealista es la forma a priori. Los contenidos son a posteriori. Su origen nos es totalmente desconocido.

Este dualismo (es decir, la doctrina de Kant de la síntesis de una materia a posteriori y de una forma a priori en el conocimiento) radica en el descubrimiento por parte de Kant de los juicios sintéticos a priori, que son la clave para comprender no sólo su pensamiento, sino también todo el idealismo posterior.

En la raíz del idealismo trascendental kantiano está el concepto de trascendental, por medio del cual Kant intenta solucionar el problema principal de la Crítica de la razón pura, a saber ¿Cómo es posible la metafísica como ciencia? Lo trascendental en Kant es todo lo que por parte del sujeto condiciona la posibilidad de la experiencia, es decir, las formas a priori que posibilitan un conocimiento válido. El fundamento último de estas formas a priori, y por tanto, de lo trascendental, es el yo pienso que acompaña necesariamente a todas mis representaciones.

Los sistemas filosóficos idealistas reducen todo lo que existe a algo que existe de modo no corporal, que sólo se puede conocer con la inteligencia. Esto puede acontecer o darse de dos maneras: O bien de manera trascendente y objetiva. Esto sería el idealismo objetivo.

O bien, de forma mental, subjetiva. Esto es el idealismo subjetivo.

Acerca de mi libro de Filosofía de primero de Bachillerato.


Acerca del libro Manual de Filosofía.

En el año 2011 escribí en colaboración con el Dr. D. José Manuel Rodríguez Pardo el “Manual de Filosofía” de primero de bachillerato siguiendo las normas del currículo oficial de Filosofía. A pesar de las presiones injustificadas, calumnias e injurias padecidas he seguido utilizando tal libro digital hasta el año 2015. En su momento, 2011, pregunté a la Inspección acerca del libro y se me dijo que no era preceptiva ninguna autorización administrativa, así que confiadamente proseguí utilizándolo. En ningún momento desde entonces la inspección educativa me ha presionado o exigido oralmente o por escrito la retirada del libro.

En 2015 al entrar en vigor la LOMCE procedía efectuar cambios, lo cual se hizo siguiendo escrupulosamente el currículo oficial de la LOMCE.  Si se quiere interpretarlo así, se ha cambiado de libro, pero puede igualmente interpretarse que se ha producido una mutación del libro para adaptarlo a la LOMCE. Así, yo tengo la versión de 2011 y la versión de 2015.

Por lo demás, la adopción de un libro de texto no requiere autorización administrativa. Una vez seleccionado un libro, éste no podrá ser sustituido en los siguientes cinco años (en otros lugares se dice que cuatro. En cualquier caso, ya han transcurrido cinco años desde el año 2011). Además, la sustitución es imperativa puesto que la LOMCE ha cambiado el temario y procede entonces obligatoriamente cambiar el libro, lo cual se ha hecho como he señalado más arriba. Como se sabe, la implantación de la LOMCE en 2015 ha implicado cambio de libros en primero de Bachillerato.

Por lo tanto, nada de lo que estoy haciendo es incorrecto. En octubre de 2015 introduje el nuevo libro y así se anunció en la programación que podía leer todo el mundo. Mi sustituto introdujo arbitrariamente el libro de SM y ahora volvemos a lo establecido en 2015. Todo está en orden y es legal. Si no lo fuera, ya se hubiera cuidado la inspección de recordármelo en años pasados y no lo hizo en ningún momento.

Atentamente, Felipe Giménez Pérez, 13 de septiembre de 2016.

 

sábado, 21 de enero de 2017

Los defensores de la libertad

Los progres no toleran los resultados electorales, no aceptan la democracia. Atacan a Donaldo Trump continuamente con mentiras y difamaciones. Jorge Soros paga a los manifestantes para que protesten contra Donaldo Trump, las mujeres progres se manifiestan contra Donaldo Trump pero no contra el Islam, en el comité organizador figura una mujer musulmana partidaria de la Sharia y una terrorista como Ángela Davis, amiga del terrorista nazi eusquérico Otegui. Alucinante. Esto es el progresismo, nihilismo, resentimiento, analfabetismo, terrorismo. Todo vale para los progres con tal de conseguir sus bastardos objetivos. No se dan cuenta de que ellos ya no son el pueblo, de que ser progre exige ser rico y eso es algo difícil de alcanzar para la mayoría. La inmensa mayoría les ha dado la espalda. Donaldo Trump tiene mayor credibilidad que los medios de comunicación que tanto le atacan. Vamos, que los progres son lo que ya nos maliciábamos nosotros desde hace ya muchos años, socialfascistas, la democracia sólo vale cuando ganan ellos y ellos dicen defender la libertad pero ya se ve, que todo eso es falso.

sábado, 14 de enero de 2017

La Leyenda Negra

Puede decirse que fue la rivalidad antiimperialista en torno al siglo XVI la que dio lugar al nacimiento de la Leyenda Negra Antiespañola. Elementos de la Leyenda Negra fueron las actividades imperiales españolas en América, la Inquisición, la falta de modernidad, de tolerancia, la ausencia de ciencia, de racionalismo, etc. Estos discursos fragmentarios van siendo unidos en una urdimbre o trama ideológica y propagandística desde el siglo XVI influyendo notablemente en la opinión pública internacional extranjera sobre España y su obra y a partir del siglo XVIII en parte de las élites intelectuales y políticas españolas debido a la necesidad de modernización e ilustración. Aparecen entonces los tópicos negativos sobre nuestro pasado y comienzan las reformas espoleadas por esta conciencia vergonzante de nuestro pasado. El siglo XVIII pues supone el comienzo de la interiorización de la Leyenda Negra Antiespañola por parte de nuestros dirigentes políticos. Este proceso se acentúa con el proceso de aniquilación del imperio español. Los llamados libertadores, verdaderos traidores y vendidos a las grandes potencias: Gran Bretaña y los EE.UU. tenían absolutamente interiorizada y asumida la Leyenda Negra. El siglo XIX es un siglo de progresiva asimilación de la Leyenda Negra por parte de las izquierdas, amén de su europeísmo, democratismo, anticatolicismo y cosmopolitismo. El siglo XX supone ya el triunfo definitivo de la Leyenda Negra democrática, progresista, izquierdista, antiespañola, secesionista, europeísta y anticatólica. Las derechas españolas se entregan de manera irrestrictas al dogma y así surge el Régimen de 1978, un régimen político basado en la Leyenda Negra y que desnacionaliza España. Todos los tópicos negrolegendarios están presentes en la ideología del Régimen de 1978, amén del antifranquismo, una nueva sección añadida a la Leyenda Negra. Es un Régimen fundado en la mentira histórica como resulta ser la Leyenda Negra, así como en el antifranquismo permanente para justificar y legitimar las insuficiencias y carencias del Régimen de 1978. Ahora también el vulgo está contaminado por la Leyenda Negra hasta los tuétanos . Es pues el triunfo definitivo de la Leyenda Negra en la concepción del mundo del pueblo español.

La filosofía académica

Puede afirmarse que la filosofía académica occidental nació con Platón. La segunda navegación de la filosofía de la que habla Platón en el Fedón supone la fundación de la reflexión filosófica sobre M3, las Ideas, el tercer pilar necesario de la reflexión ontológica. Además, el método geométrico o platónico queda configurado definitivamente con su dialéctica. Hay una dialéctica ascendente o anairein, synagogé consistente en elevarse de idea en idea hasta eliminar toda hipótesis hasta llegar epekeina tes ousías, a la Idea de todas las ideas, es decir, a la Idea del Bien. La dialéctica ascendente o regressus va de lo múltiple hasta lo Uno, para descubrir así el principio de cada cosa y, finalmente el principio incondicionado de todos los principios.
En cambio, al contrario, la dialéctica descendente o diaíresis, progressus, deriva las consecuencias de la Idea del Bien. Se procede aquí por división del género en sus especies. Se reconstruye así la serie de las ideas sin tener que recurrir a la experiencia. El dialéctico es comparado por Platón en el Fedro con un carnicero capaz de disecar un cuerpo según sus junturas naturales, sus articulaciones naturales.
El conocimiento de la determinación de las Ideas, de su symploké y de sus conexiones y desconexiones es lo que Platón llama dialéctica.

domingo, 8 de enero de 2017

La guerra

Si hay algo que caracteriza a los países capitalistas occidentales plutocráticos de bienestar y de mercado pletórico de bienes es la guerra santa musulmana que les ha sido declarada. Con la enemistad sucede lo que decía Julien Freund, que basta con que alguien te declare la guerra, que se considere tu enemigo para que la guerra exista. La guerra la tenemos en casa en el interior mismo de las sociedades capitalistas occidentales y nos está golpeando continuamente para someternos al Islam, que no en vano significa sumisión incondicional a Allah.
Sabido es que el progresismo plutocrático globalizador internacional tiene una soterrada alianza con los miembros de la secta mahomética. Los Clinton, presidentes corruptos demócratas y progresistas han sido financiados desde hace años con el dinero musulmán. El ISIS es creación de ellos. Hilaria Clinton ha sido financiada en su campaña electoral por las monarquías absolutas de derecho islámico divino de Arabia. Esta siniestra alianza busca liquidar los Estados europeos actualmente existentes y sustituirlos por taifas musulmanas que sean sumisas con la globalización económica y con una mano de obra lumpemproletaria y barata que no oponga resistencia alguna a la globalización económica capitalista, liquidando así los Estados nacionales
En esta situación de guerra en la que estamos habrá que plantearse necesariamente la vuelta de políticas más drásticas como las de Cisneros y el Duque de Lerma. No quedará más remedio. El buenismo y el armonismo burgueses con su pacifismo y su humanismo nos llevan a la guerra, a la sumisión y a la muerte.

domingo, 1 de enero de 2017

Nueva era

Vivimos por ahora bajo el imperio de la estupidez socialdemócrata, de la ideología progresista, carente de fundamentación racional objetiva y sólida y sin realismo político, sí, esa mínima prudencia política necesaria de todo punto  para dirigir el Estado con una mínima solvencia. Un humanismo tonto y blandito que incluye además el culto al animal y al cambio climático y al medio ambiente olvidando de paso que el hombre es el único objetivo de la política, de la ética y de la moral. Este humanismo idiota está a punto de precipitar a Europa en la destrucción y en la guerra por su política de someterse voluntariamente al dictado del Islam y de aceptar sin resistencia la invasión mahomética de Europa, amén de su política anticristiana y de apaciguamiento de la barbarie mahomética. Sin embargo, existen otras formas de hacer política más apegadas a la tradición realista política como son China, Rusia y ahora con Donaldo Trump, los EE.UU. Es posible que el vulgo se subleve contra las élites progresistas que están en alianza infame con el lumpemproletariado internacional. El obrero es y debe ser de derechas. Ser de izquierdas es algo que sólo se pueden permitir los ricos y el lumpemproletariado incluido en la red clientelar socialdemócrata. Así que creo que la elección presidencial de Donaldo Trump inaugura en 2017 una nueva era política de revisión de todas las estupideces políticamente correctas que hemos tenido que soportar hasta ahora.